martes, 13 de noviembre de 2007


Hoy martes todavía colea el grito del rey pidiendo silencio de una forma muy española "que te calles!". Ahora me acuerdo de aquellos "Che que te calles!" que tanto se dicen por donde yo nací. Bueno, el asunto es que el monarca pedía "respeto" para un compatriota.

Ahora empiezan las contradicciones. Unos no pueden dar las gracias porque está mal visto y otros no pueden más que decir que ellos lo hicieron con la mejor intención y que deberían haberle dado esas gracias. Entonces los unos empiezan a hablar de relaciones con el exterior y los otros contraatacan diciendo que se contradicen, porque ellos tampoco tenían buenas relaciones exteriores y que no condenaron un golpe de estado etc.

Menudo lío. Es simplemente penoso como una persona que está en la posición opuesta en la que estaba antes (curiosa definición para oposición), tiene derecho a discutir todo lo que hace el otro...sin importar nada lo que los primeros habían hecho antes.

Pero es que hay más. Nos las damos de que estamos en Europa y que eso es ser guay y mola ("we think we're cool and all that" como diría Wolf Allisat), pero es que llegan los de The Times y se ponen a sacar los colores a eso que le llaman la voz del pueblo "la constitución". Ahí van:

- Los de la armada británica (véase artículo del mes pasado para más información) deben darle un BARRIL DE RON a los encargados del puente de peter pan (torre de londres)
- Un francés no puede tener un cerdo llamado Napoleón...¿y Zizou?
- No puedes subir a un taxi con la peste (en inglaterra también)

me pregunto...¿cuántos estarán en la cárcel por ello?¿cómo sabe un juez que un granjero tiene un napoleón en la pocilga?

Posted by Regado por Unknown sobre las 8:50
Categories: Etiquetas: ,

 

0 Coméntalo: